Los embajadores de El Salvador y Guatemala, Francisco Altschul y Julio Ligorria; el jefe de misión adjunta de la embajada de Honduras, embajador Salvador Rodezno; y el asesor del Departamento de Países de Centroamérica del Banco Interamericano de desarrollo, Juan Ricardo Ortega; expusieron este día  el contenido del Plan de la Alianza para la Prosperidad de El Triángulo Norte a más de 40 representantes de la sociedad civil de los tres países que se han dado cita en la capital estadounidense.

Los participantes conocieron detalles sobre la ejecución presupuestaria, gestión de recursos y alcances de los proyectos; así como la evolución del Plan y avances en los compromisos logrados por los países en lo que va de 2015, y expresaron sus inquietudes y comentarios acerca del mismo.

El Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte contempla una serie de medidas a corto y mediano plazo que buscan ofrecer una respuesta estructural al incremento del flujo de niños, niñas y adolescentes no acompañados hacia Estados Unidos, a través de la mejora de la calidad de vida y el aumento de oportunidades económicas en los territorios con más altos índices de migración.

Los representantes diplomáticos informaron que sus gobiernos han solicitado asignaciones presupuestarias a sus legislativos por un total de $2,857 millones para 2016. Recursos orientados a proyectos alineados con las prioridades establecidas en el Plan.

A la reunión asistieron representantes de Oxfam Internacional y Oxfam Guatemala, la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, CARECEN, el Centro de Derechos de Mujeres de Guatemala, la Comisión para los Derechos Humanos de Guatemala, la Red para la Infancia y la Adolescencia de El Salvador, Abogados Sin Fronteras, la Asociación de Abogados Maya, la Oficina de Asuntos Latinoamericanos de Washington,  el Comité en Solidaridad con el Pueblo de El Salvador, ActionAid, entre otros.

Reuniones de este tipo forman parte de los esfuerzos que los países del Triángulo Norte están realizando para profundizar el conocimiento de esta importante iniciativa, y la apropiación de parte de todos los actores de la misma en los tres países.

 

La Embajada de El Salvador en los Estados Unidos, en alianza con la Escuela Culinaria de Carlos Rosario, realizó una degustación de cocina salvadoreña durante la “Noche Iberoamericana”, un evento en el que se presentan las expresiones artísticas y culinarias de los países de la región, a fin de difundir la cultura y estrechar vínculos entre las naciones.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de probar platillos típicos como enchiladas, nuégados en miel y mariscos con plátano, preparados por el chef salvadoreño y director de Servicios Alimenticios de la referida escuela, Benjamín Velásquez, y por el director de la misma, Sebastiane Lamerre; acompañados de estudiantes de El Salvador y de otros países de Latinoamérica, quienes aprendieron a cocinar los platillos nacionales preparados para el evento.

La actividad fue realizada ayer en el Instituto Cultural Mexicano por Asociación Iberoamericana de Agregados Culturales (AACIA) y contó con la participación de 18 países de la región.

Los fondos recaudados serán utilizados para la presentación del evento  “Fotografía Contemporánea Iberoamericana”, en noviembre próximo, donde se exhibirán imágenes de artistas de la región, entre los que figura el fotoperiodista salvadoreño Fred Ramos; así como otras actividades que la AACIA desarrolla para contribuir en la difusión y preservación del patrimonio y la cultura de Iberoamérica en los Estados Unidos.

El cantante y compositor salvadoreño Álvaro Torres fue reconocido este día por el mundo musical al ser incluido en el prestigioso Salón de la Fama de los Compositores Latinos, durante la gala de la tercera edición de los Premios La Musa, realizada en la ciudad de Miami Beach, Estados Unidos.

El canciller Hugo Martínez, junto a la actriz Adriana Cataño, fueron los encargados de presentar la inducción del artista nacional, quien llega a formar parte de un selecto grupo de artistas que han pasado a ser inmortalizados en reconocimiento a su talento y al aporte que brindan a la cultura musical de Latinoamérica.

El canciller Hugo Martínez sostuvo una reunión de trabajo este día con equipos de la Misión Permanente de El Salvador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de los consulados de Nueva York, Long Island y Nueva Jersey.

En el encuentro, el canciller brindó un resumen de la situación del país, así como las acciones de gobierno en la consecusión de las metas establecidas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019.

De igual forma, se abordaron propuestas para la mejora de atención y  servicios consulares, mismas que serán analizadas para ver la factibilidad de su ejecución y financiamiento.

En la reunión participaron el representante permanente de El Salvador ante la ONU, Rubén Zamora; y el embajador de El Salvador en Washington, D.C., Francisco Altschul; así como con los cónsules Sandra Marisol Cruz de Flores, Miguel Antonio Alas Sevillano y Ana Lorena Siria de Lara.

Esta reunión se da en el marco de la visita del ministro Martínez para participar en la  septuagésima Asamblea General de Naciones Unidas, oportunidad que también  ha servido para el establecimiento de relaciones diplomáticas, reuniones de alto nivel con países y grupos de países amigos del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y reuniones de trabajo para favorecer las relaciones bilaterales entre países.

El jefe de la diplomacia salvadoreña agradeció el esfuerzo de la Misión Permanente ante la ONU, en la realización de esta agenda.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, asistió este día junto a los cancilleres de Guatemala, Carlos Raúl Morales, y de Honduras, Arturo Corrales, a una reunión con el consejero Thomas Shannon y otros funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Durante el encuentro, se sostuvo un diálogo franco sobre los grandes retos que la región enfrenta en el ámbito energético y del buen gobierno; así como, sobre el estado del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

En este sentido, los cancilleres del El Salvador, Guatemala y Honduras, presentaron un detallado informe sobre los avances realizados para la implementación del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, destacando el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el marco de este proceso y los aportes que nacionalmente se tienen previstos para su implementación. En este contexto, coincidieron en destacar la urgente de necesidad de apoyo internacional para la implementación de dicho plan.

En la reunión participó la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, y distinguidos representantes de Costa Rica, México, Colombia, España, la Unión Europea, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y otros funcionarios de esta institución, que ha actuado como Secretaría Técnica y ha brindado un importante apoyo a los países del Triángulo Norte en la construcción del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

 

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, exhortó hoy a los gobernantes, líderes y lideresas de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a actuar de forma decidida y concertada para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible Post 2015, entre ellos erradicar la pobreza y el hambre.

“Estoy convencido que sólo uniendo voluntades, capacidades y recursos podremos alcanzar los Objetivos y metas planteadas para los próximos 15 años”, dijo el mandatario en su intervención durante la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible 2015, que se celebra del 25 al 27 de septiembre en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos.

“Los compromisos que hoy asumimos no corresponden solamente a las futuras generaciones, son un deber de la presente generación”, aseguró.

Indicó que para el cumplimiento de esta agenda es indispensable construir un nuevo modelo de cooperación internacional, ampliar la cooperación Sur-Sur y cambiar la estructura actual del financiamiento para el desarrollo.

“Es necesario que la revisión del sistema de financiamiento para el desarrollo esté basada en una visión integral y plural, en función del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, sostuvo el jefe de gobierno, agregando que en este proceso los países en desarrollo deben estar “debidamente representados”.

“Se nos presenta la oportunidad de decidir de forma concertada un nuevo camino para mejorar la vida de nuestros pueblos”, subrayó el Presidente.

“Les invito a que transitemos con unidad, valor y esperanza, sin vacilaciones, de la palabra a los hechos. Eso es lo que esperan de nosotros, nuestros pueblos”, manifestó el presidente Sánchez Cerén.

Los 17 objetivos, cuyo cumplimiento para 2030 fue asumido durante la Cumbre por los miembros de la ONU, incluyendo El Salvador, son:

Fin de la pobreza; hambre cero; salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; agua limpia y saneamiento; energía asequible y no contaminante; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; reducción de las desigualdades; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsable; acción por el clima; vida submarina; paz, justicia e instituciones sólidas; y alianza para lograr los objetivos.

 

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, destacó hoy en la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible Post 2015 que se realiza en Naciones Unidas, que El Salvador alcanzó la mayoría de los indicadores planteados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y ha dado importantes avances en materia social.

En su mensaje, el mandatario resaltó que desde el 2009 el gobierno se ha regido bajo la visión de hacer de lo social la principal prioridad del Estado, implementando políticas públicas orientadas a la inclusión socio-económica y educativa, la seguridad ciudadana y  la protección del medio ambiente.  

“Con el inicio de mi gobierno, en el 2014, fortalecimos la capacidad del Estado para cumplir con sus responsabilidades sociales y el sistema de protección ambiental, así como la recuperación gradual de ecosistemas”, dijo el gobernante salvadoreño.

Agregó que bajo su administración, se han consolidado las bases de un Sistema de Protección Social Universal, con énfasis en políticas y estrategias para los grupos vulnerables y la mejora de infraestructura y servicios básicos.

 “Nos llena de orgullo poder decir al mundo que ahora en El Salvador todos los estudiantes de la enseñanza pública reciben gratuitamente sus útiles escolares, uniformes, zapatos y alimentación y hemos logrado la universalidad de los servicios de salud pública que ahora nuestro pueblo recibe con calidad y calidez”, afirmó.

Asimismo, destacó que en el 2012 el país sobrepasó la meta de reducción de hogares en pobreza extrema, mientras que para el 2013, la cobertura de educación primaria fue de 93 por ciento, y gracias a la asistencia de miles de jóvenes voluntarios se está impulsando un trabajo arduo por erradicar el analfabetismo.

“El Salvador superó las metas de reducción de mortalidad materna, de hogares con acceso al agua potable, de igualdad de género y de empoderamiento de la mujer”, precisó el estadista salvadoreño.

Bajo la atención de todos los líderes de Estado del mundo, el mandatario reiteró su compromiso de continuar  cumpliendo las metas de desarrollo acordadas y los nuevos objetivos que se definan para la agenda Post 2015.

La Embajada y el Consulado de El Salvador en Washington, D.C., participaron recientemente, junto a la comunidad salvadoreña, en el Festival “Fiesta DC”, una celebración que congrega a los latinoamericanos residentes en el área metropolitana de la capital estadounidense.

Durante dos días, alrededor de dos mil personas que se dieron cita a la actividad disfrutaron de las tradiciones y culturas de los países de América Latina, principalmente las de la nación salvadoreña, a la que se dedicó la actual edición del festival.

Ante este honor, el embajador de El Salvador en los Estados Unidos, Francisco Altschul, agradeció a los organizadores y al resto de participantes el reconocimiento hecho a la comunidad salvadoreña, así como a la cultura nacional.

En la festividad, la embajada, con el apoyo de artistas y empresarios salvadoreños, facilitó a los visitantes de diversas nacionalidades un acercamiento a la idiosincrasia  cuscatleca, por medio de muestras de arte, literatura y gastronomía local, además de degustaciones de café producido en las cordilleras de El Salvador.

También hubo espacio para el deporte, a través de un futbolito infantil; y no pudo faltar el toque musical, a cargo de las  agrupaciones nacionales La Chanchona de los Hermanos Lobo, La Firma, La Máquina, Jhosse Lora (hijo) y su Orquesta, Lilo González y el grupo Anexo Social.

Como parte del Festival “Fiesta DC”, El Salvador junto al resto de países latinoamericanos montaron un desfile sobre la Avenida Constitución, una de las principales arterias de la ciudad de Washington, D.C.

 

La Embajada de El Salvador, en coordinación con la Misión Permanente ante OEA y El Consulado General de El Salvador en Washington, DC., realizó el pasado 15 de septiembre, la Conmemoración del 194 Aniversario de la Independencia Patria junto a representantes de la comunidad salvadoreña en la capital estadounidense. 

El acto fue inaugurado por el embajador de El Salvador en Estados Unidos, Francisco Altschul, quien aprovechó la ceremonia para hacer un llamado a la unidad entre compatriotas y a trabajar en la búsqueda de soluciones conjuntas para sacar adelante al país.

Posteriormente, el representante diplomático hizo entrega del “Reconocimiento Independencia 2105”, galardón otorgado a personalidades que aportan desde sus labores para mejorar la calidad de vida de la comunidad salvadoreña.  En esta ocasión el reconocimiento lo recibieron la Sra. Dora Escobar, mejor conocida como “la Chiquita” por su destacada labor y éxito empresarial; los miembros de la selección de fútbol de playa,  Eliodoro Portillo y Frank Velásquez; y el Reverendo Joe Eldridge, capellán de la Universidad Americana, por su solidaridad, respaldo y amistad con el pueblo y gobierno de El Salvador y la comunidad Salvadoreña.

Al acto, que contó con más de 400 asistentes, se sumaron los jóvenes organizadores de la Vigilia por la Paz, quienes se habían congregado frente a la embajada para  unirse al llamado por la paz en el país.

Entre los asistentes destaca la representante del Estado de Maryland, Ana Sol Gutiérrez, así como miembros de la comunidad diplomática, representantes de la sociedad civil, artística, empresarial y otros sectores de la comunidad Salvadoreña en Estados Unidos.

Al cierre de la ceremonia, los invitados disfrutaron de los ritmos de la Orquesta “The Salvadoran Band”, quien tuvo a su cargo el punto artístico de la celebración.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez  junto con  el ministro de Economía y presidente de Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa, (CONAMYPE), Tharsis Salomón, lanzaron el Proyecto Piloto de Reinserción Económica y Psicosocial de Personas Retornadas a El Salvador, que busca brindar oportunidades laborales a los compatriotas a su regreso al país.

El proyecto nace de la necesidad de integrar a ese grupo poblacional al tejido productivo local, dado que la mayoría de retornados carecen de oportunidades para desarrollarse una vez de regreso en El Salvador.

El proyecto “es una muestra de la transformación de la visión gubernamental hacia la vigencia plena de los derechos de los salvadoreños en el exterior y su integración efectiva al desarrollo del país”, dijo el canciller Martínez.

De ese modo, señaló el ministro, se está cumpliendo la visión gubernamental plasmada en el Plan Quinquenal de Desarrollo: la promoción del respeto y protección de los derechos humanos de las personas salvadoreñas migrantes y de sus familias, así como el fortalecimiento de la vinculación de la ciudadanía salvadoreña residente en el exterior con los procesos sociales, culturales, políticos y económicos del país.

Para echar a andar ese esfuerzo, se invertirán  420 mil  dólares,con los cuales se beneficiará a 100 personas retornadas provenientes de Estados Unidos que residan en San Salvador o San Miguel, y que tengan entre 24 y 40 años de edad. El proyecto se extenderá hasta agosto de 2017.

“El sentido de urgencia es porque cada día hay  nuevos compatriotas que regresan a El Salvador y que muchas veces no tienen oportunidad de reinserción  y con este proyecto inicial  queremos demostrar que sí se puede garantizar una reinserción digna y adecuada de nuestros compatriotas, que su future puede estar en el país y no tienen que buscarlo en otras partes del mundo”, expresó.

En ese esfuerzo de reinserción, participan el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Viceministerio para Salvadoreños en el Exterior, y la Comisión de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE).

Por su parte, el ministro de Economía, Tharsis Salomón indicó que a través de CONAMYPE,  se dará acompañamiento para el desarrollo de emprendimientos, procesos de capacitación y entrega de capital semilla para dar inicio a esos emprendimientos.

De igual forma se hará un diagnostico de las personas retornadas para descubrir sus características emprendedoras y potencial humanos.  Las personas seleccionadas recibirán capacitaciones para formular modelo de negocios, gestión con proveedores, elaboración de contratos, ventas, producción calidad, mercadeo, distribución, controles, usos de tecnologías,  entre otros.