El viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda, se reunió este día con el gerente de la Agencia de Comercio y Desarrollo de Estados Unidos, (USTDA, por su siglas en inglés), Peter Greenwood, con quien abordó aspectos de intercambio comercial, exportaciones, desarrollo e inversión en el país.

El funcionario destacó la importancia y los aportes de las Consejerías Económicas, Comerciales y de Turismo (CECT), instancias que tienen como fin buscar mercados potenciales para los productos nacionales y su diversificación, transformándolos en espacios concretas de negocios.

En el marco de su visita trabajo a Estados Unidos, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, sostuvo una serie de reuniones, entre ellas una con el director para Asuntos del Hemisferio Occidental, Craig Dare, con el propósito de fortalecer las relaciones con la administración del presidente Donald Trump y abordar temas de interés común tales como la cooperación en materia de seguridad, la relación comercial y migratorios, entre otros.

“En general, hemos encontrado un ambiente de receptividad y de coincidencia con las autoridades estadounidenses a quienes remarcamos la importancia de ejecutar los planes de seguridad y proyectos de desarrollo como el Plan para la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, para que nuestra gente se quede en sus lugares de origen y no se vean obligadas a migrar hacia Estados Unidos”, enfatizó el jefe de la diplomacia salvadoreña.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; la Embajadora de Estados Unidos, Jean E. Manes, y el Director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en El Salvador, Larry Sacks, firmaron este día enmiendas a los Acuerdos de Donación Bilateral proveniente del programa de cooperación de USAID con el Gobierno de El Salvador por un monto de $97.9 millones de dólares.

Dicho presupuesto para el año fiscal 2016 por $97.9 millones de dólares representa un aumento del 52.8 por ciento comparado con el año 2015 que fue de $64 millones de dólares.

En el marco de la rememoración del 25 aniversario de la firma de los Acuerdo de Paz en El Salvador, se llevó a cabo la celebración de una misa en las instalaciones de la Parroquia Sagrado Corazón, en la ciudad de Washington D.C.

Al evento asistieron la embajadora salvadoreña en los Estados Unidos, Claudia Canjura de Centeno, el representante del país ante la Organización de los Estados Americanos (OEA),  Carlos Calles,  y la cónsul General de El Salvador en Silver Spring, Maryland, Ena Peña; así como miembros de la comunidad salvadoreña radicada en la zona metropolitana de Washington D.C.

La embajada de El Salvador en Estados Unidos realizó  el concierto “Soy Paz”, como parte de la campaña con el mismo nombre, impulsada a nivel mundial por el gobierno de El Salvador, en el marco del 25 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin al conflicto armado el 16 de enero de 1992.

La actividad fue inaugurada por la embajadora Claudia Canjura, quien señaló la importancia de recordar este hecho como el resultado de un proceso que “partió de la voluntad del pueblo de negociar, de dialogar y de buscar el entendimiento entre los diversos sectores de la sociedad; razón por la cual, la firma de los Acuerdos de Paz en El Salvador continúa siendo reconocida en el ámbito internacional como un caso exitoso en la resolución de conflictos a través de mecanismos de diálogo”.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén, uno de los signatarios de los Acuerdos de Paz, dijo hoy, al celebrar 25 años de este suceso histórico, que el principal legado de la firma es la práctica del diálogo permanente para enfrentar los desafíos.

"El mensaje que enviamos al mundo aquel histórico 16 de enero de 1992 es que el camino a la solución de los problemas del país es el diálogo permanente y la unidad”, expresó el gobernante en el acto que reunió a firmantes de los Acuerdos, organizaciones sociales, jóvenes y diversos sectores sociales en el anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, destacó hoy que El Salvador “inspiró al mundo” al decidir firmar hace 25 años los Acuerdos de Paz, rechazando la violencia y haciendo del diálogo un mecanismo para solucionar las diferencias.

“Ustedes decidieron mirar al futuro, superando profundas diferencias y heridas para sentar las bases de una sociedad más próspera y pacífica”, reza el mensaje del alto funcionario, leído en San Salvador por el subsecretario general de Asuntos Políticos de la ONU y enviado especial del secretario general, Miroslav Lajcák.

La firma de miles de salvadoreños se ha sumado, en el marco del 25 aniversario de los Acuerdos de Paz, a la de los firmantes del documento histórico que puso fin a un sangriento conflicto armado y dio inicio a una etapa de democracia y construcción de un mejor El Salvador.

Los libros con las firmas, recolectadas a lo largo de los últimos dos meses a través de la campaña #SoyPaz, fueron entregados al Presidente de la República y firmante de los Acuerdos, Salvador Sánchez Cerén, durante el acto de conmemoración por el aniversario de aquel hecho histórico, celebrado esta mañana en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

El Presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró que este año se impulsará un nuevo diálogo para poder concretizar una segunda generación de acuerdos para El Salvador, tarea en la que, aseguró, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contribuirá a través de un facilitador enviado al país, el diplomático mexicano Benito Andión.

“Este 2017 impulsaremos un nuevo diálogo para alcanzar una segunda generación de acuerdos frente a los desafíos y necesidades actuales, y poder acercarnos más a ese país con el que todas y todos soñamos”, afirmó el gobernante en su discurso durante el acto de conmemoración del 25 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

El canciller de la República, Hugo Martínez, destacó y agradeció el respaldo de todas las fracciones legislativas para hacer posible la declaración del 2017 como el "Año de la Promoción de la Cultura de Paz".

"Estamos muy agradecidos con la Asamblea Legislativa de que haya considerado esta petición, era muy importante para nosotros no solo desde el punto de vista simbólico, sino lo que puede garantizar esa declaratoria para que avancemos en actividades de promoción de la cultura de paz. También el presidente Sánchez Cerén anunciará una instrucción al ministro de Educación para incluir en la currícula educativa la promoción de la cultura de paz, durante el acto oficial del próximo 16 de enero", afirmó.